El futuro avión presidencial de México

Boeing-787-45345
Mucho se ha hablado sobre el gran costo del futuro avión presidencial de México, pero pocos han dado una explicación de porqué costara tanto, en realidad es un avión con un costo promedio sin embargo el método de pago es lo que eleva su costo.



El realidad el nuevo avión presidencial de México tiene un costo de alrededor de 1,600 millones de pesos, sin embargo el gobierno mexicano pagara el avión presidencial en pequeños pagos a lo largo de 15 años, esto significa que el valor aumentara considerablemente a más de 7,500 millones de pesos.

Desde que se dio a conocer el costo final de este avión, se comenzó a criticar a la actual administración por haber decidido realizar la compra, sin embargo, un dato que en realidad pocos saben y del cual no se habla, es que la planeación de la compra del avión presidencial comenzó en 2011 durante la administración de Felipe Calderón, la propuesta no fue hecha por el gobierno sino por la Secretaria de Defensa Nacional, la cual llevaba años intentando adquirir fondos para realizar la compra de un nuevo avión.



Durante 2011 diputados panistas decidieron tratar el tema propuesto por la SEDENA, al mismo tiempo diputados priistas aceptaron la propuesta, aunque fue modificada ya que la propuesta hecha por la SEDENA decía que el avión seria pagado durante 25 años, aunque no se especificaba ningún modelo.

La verdad es que aunque no fue idea de la actual administración, si fue muy mala decisión seguir con el plan, ya que la compra y las pláticas con Boeing para la adquisición del nuevo avión se comenzaron desde antes que el actual presidente de México tomara cargo.


Al final el avión será pagado en abonos durante los siguientes 15 años, el costo real será de 6,000 millones de pesos, más 1,500 millones del contrato de mantenimiento. Este avión tendrá una vida útil de 25 años y reemplazara al actual avión presidencial de México el cual fue adquirido en 1988 cuando ya tenía varios años en servicio, por lo que actualmente (2013) ya tiene alrededor de 30 años, ni siquiera los aviones de las aerolíneas mexicanas tienen tantas años, ni siquiera el carro que conducimos muchos de nosotros.

Personalmente pienso que si es necesario un nuevo avión, pero creo que el método de pago que ha elegido  la Secretaria de Hacienda está mal. Con ese dinero se puede adquirir más aviones de transporte para la FAM, los cuales son más urgentes ya que la actual flota de C-130 que posee México no están en muy buenas condiciones de vuelo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *